domingo, 20 de abril de 2008

Vorágine

Foto cortesía de:www.efrenmorales.es/wordpress/?cat=5
Lo pienso y lo pienso y concluyo que parte de mi frustración se debe al sistema mismo que nos acoge y nos dicta las pautas del "deber-ser" de acuerdo al Estado en el que te encuentres. Venezuela es un país con una alta tasa de gente joven, luchadora, profesional cuya oferta laboral no se da abasto para tantos títulos y donde conseguir un buen plomero, carpintero o técnico en pc (los cuales por cierto cobran bien caro) es toda una proeza mezclado con muchísima suerte.

Quizás se deba a esa competencia, a ese apuro para "pegar" en un buen empleo, que los jóvenes venezolanos les toca decidir muy pronto a que se quieren dedicar en la vida... no tienen más de quince cuando ya están haciendo cursos vocacionales y eligiendo propedéuticos que los preparen para su inminente paso a la universidad... No recuerdo yo a que edad decidí que estudiaría Derecho pero si se que fue tan pequeña que mi abuela me recomendó terminar primero la escuela básica... y aunque por asuntos que no vienen al tema empecé estudiando una carrera totalmente distinta, no tardé mucho en volver al cauce en el que siempre debí estar para estudiar y ser eso que desde niña quise ser.

Ahora, el punto es que se nos quita la juventud, asumimos unas responsabilidades de gente adulta tan pronto que una parte de una etapa genial de la vida se nos arrebata... tiene uno 20 años y ya está pensando en buscar un trabajo que este relacionado con la profesión, empezamos a trabajar y estudiar paralelamente para graduarnos con "experiencia laboral" por lo que no es nada raro que así como yo, existan muchos que con sus 25 años ya tengan bien adelantado el post grado, trabajen en su área y tengan un idioma y otro adelantado...

Aqui no es raro un chamo de 25 con una profesión pero también con una cierta infelicidad... se ha introducido tan rápido en la vorágine de la sociedad que no ha tenido la oportunidad de concientizar si ese es el mundo que realidad quiere...como no??? le tocó decidir a los 16 que iba a ser el resto de su vida asi que no es dificil que se haya equivocado!!!

De ahi quizás que tengamos tantas personas inconformes con lo que hacen, jóvenes que de repente no les importa nada, que se ven atrapados en una rutina que los lleva en vez de dejarlos vivir, estamos llenos de profesionales mediocres, profesionales frustrados, viejos verdes que deciden a los 50 vivir lo que no pudieron cuando tenían 20 y tenía todo el sentido del mundo, aun cuando ahora sea una ridiculez...

Si bien la niña Gaby decidió (con su libre albedrío y contra toda sugerencia en contra del Derecho) que sería abogada y hasta ahora lo ha hecho humildemente bien, con toda la satisfacción que me pueda dar hacer lo que me gusta, pienso que están en deuda conmigo... la profesión, la vorágine me robó unos años de juventud que anhelo, que me muero por vivir!!! no puede ser que no tenga tiempo ni de ir al cine!! que me la pase corriendo, que no tenga chance de hacer mis diligencias personales, que el manicure se haya vuelto un compromiso lejos de un mimo, que tema a pasarme de tragos solo porque perdería mucho tiempo recuperándome!!!
Gracias a Dios que aun tengo 25 y no 50... it is just a matter of time lanzarme al menos un año sabático y dedicarme a vivir la vida loca, a vivir como los guarairas sin preocuparme por un tiempo de lo que será mañana.

15 comentarios:

La Pain dijo...

Amiga mia, sinceramente me siento tan identificada con tu post, que me da terror (mira que yo tengo 22 pero el cuerpito dice que esta mucho mas viejito)...pero tienes toda la razón, con este ritmo de vida tan competitivo en el que nos desenvolvemos, y en el que hay que decidir la carrera a tan temprana edad...la vida se nos pasa tan rapido que no nos da ni chance de darnos cuenta...pero bueno, hay que seguir, echandole lo mas que se pueda, a ver si lo del año sabatico ese que mencionas se vuelve realidad, mas pronto de lo que imaginamos...y sin remordimientos!

Angel dijo...

Ese es mi sueño, si tuviese que elegir uno, un año sábatico para hacer lo que me plazca.

fernando dijo...

hay que sacar tiempo para uno mismo, no todo puede ser trabajo. Piensa más en tí y cuidate mucho. besos.

Tomás Goic dijo...

Desgraciadamente el que no trabaja o es millonario o se muere de hambre, y yo creo que todos nosotros cabemos en la segunda opción si decidiéramos no trabajar, pero el problema está cuando el trabajo so vuelve nuestra forma de vida, una cosa es trabajar para vivir y otro totalmente distinta es vivir para trabajar.

Te cuento que yo estudie derecho 3 años antes de darme cuenta que en realidad eso no era lo que me gustaba, actualmente soy publicista, que tampoco es lo que más me gusta pero se asemeja un poco a lo que en realidad me hubiera gustado dedicarme, EL TEATRO.

Saludos!!!

José Manuel dijo...

Amiga Gaby, tenia escrito lo que sigue y mientras he ido a pegarme un baño para refrescar las neuronas, me has cogido la vez con tu comentario.
¡Bienvenida a lo que yo llamo “sistema”! Tengo que reconocer que tienes mucho mérito, porque aun no han conseguido lavarte el cerebro, pero no te preocupes que lo harán. Llegaras a trabajar doce horas diarias, pagándote ocho como es lógico; si te lo piden trabajaras los festivos y llegaras a creerte, que cuando te han llamado para que lo hagas es porque eres imprescindible. Veras que no te llegan los ascensos ni por supuesto el aumento de tu salario, pero pensaras que la empresa se merece todo eso y mucho mas, aunque a ratos tengas momentos de lucidez y te preguntes el por qué ellos obtienen unos beneficios tan desaforados. Cuanto mas trabajo saques adelante, mas te exigirán, el estrés te ira en aumento, y el cansancio, y si es un trabajo en el que tienes que reciclarte, procura hacerlo por tu cuenta, porque si ven que no lo haces, te sustituirán por un chaval/a que venga mas preparado y con mas energías que tu, y te dirán que o a tu casa, o ya habrá llegado la “movilidad” y te mandaran a un pueblo en los aledaños de la selva virgen convenciéndote de que aquello no hay quien lo saque adelante si no lo haces tu.
¡Ah! ¡Olvídate del año sabático!
No me hagas caso, la depresión me ha dejado las neuronas tocadas y todo lo que te he dicho es producto de mi imaginación.
Un abrazo

PD - Ten por seguro que me devolverán lo que me corresponde. Ellos saben con quien tratan.

CHJ dijo...

Hay Gaby....tienes tooda la razón. Pero siempre hay que buscar un momento para uno porque no se puede vivir sólo para trabajar!

Un beso amiga!

Gracias por tu muy interesante comentario en mi blog. Un abrazo =D

Guso dijo...

Como dijeron en uno de los comentarios, es lamentable cuando se vive para trabajar... Soy de los que piensa que hay que disfrutar la vida al maximo paralelamr
ente con los estudios o trabajo porque no puedes llegar a los 50 para darte cuenta que no viviste por estar metido en libros y oficinas. Saludos gabyta!!

RAMMSES dijo...

Me parece perfecto que te tomes todo con calma y lo mejor viviendo las etapas como se debe. Todo cae por su propio peso pero tampoco hay que dejarse llevar por la corriente. A veces suele ser devastador llegar a los 50 y preguntarse ¿Por qué? ¿Qué pasó?, ¿Por qué no lo hice?...
Un beso y abrazo mi bella amiga.

S T E V E dijo...

Soy de los pobres "desgraciados" que cuando ha venido a darse cuenta, ha trabajado (y aún trabaja) demasiado.

Lo único que puedo decirte es que YO estaba equivocado, y aún no es tarde para rectificar. Sea cual sea tu situación laboral, económica o, incluso, personal y familiar, encuentra tiempo para ti misma, para hacer, pensar, escribir, cosas que te llenen.

Y si eso implica tomar un año sabático... ya estás tardando, niña

besos

jose montalvo dijo...

Estamos en una sociedad donde la carrera universitaria se vuelve como una licencia para conducir, sin objetivos profesionales definidos.Y esto en gran parte se debe a la falta de orientación a los bachilleres acerca de cual es su vocación. Conozco bastantes casos de muchachos que han cambiado tres y hasta más veces de carrera precisamente porque no tiene la menor idea hacia donde dirigirse. Con esa desorientación es difícil que vayan a ser buenos profesionales.
Saludos

Ernesto Ruiz (feat The Goddamn Devil) dijo...

Uhm...

Viendo tu post, no puedo dejar de sentir una gran sensación de familiaridad, eso de echarle plomo a la vida, sacar una carrera, conseguir trabajo, ascender a puestos más altos, no es tan divertido ni bello como te lo dicen los padres, uno debe pagar un precio, lo que nadie te dice es que eso no garantiza que te devuelvan lo que sacrificaste por llegar a la meta, solo para enterarte que debes escoger otra para ser alguien.

Cosas de la vida, que cada día esta más arrecha y nos exige más a cambio de nada

Saludos... me agrada tu blog

Carlos dijo...

...sabes, yo me tomé mi año sabático a los 27 años, profesional, exitoso, pero falleció mi padre y al mes de eso me estaba divorciando.

Estuve como una olla de presión, dejé una mañana todo, compré 2 tickets a Europa y le invité a mi hermano que acababa de graduarse.

Dejé mi empresa a cargo de mi hermana y me fuí a hacer lo que no pude, lo que no fuí por estudiar, por casarme tan chamo.
Allá mochileamos, compramos 2 motos y recorrimos toda Europa en casi siete meses, fíjate que hasta ví a Juan Pablo II a menos de 20 metros.

http://audiowolf1.blogspot.com/2008/04/track-40.html

En fin, volví renovado, con nuevas ideas, con ganas de comerme el mundo...sabes? algún día quisiera escribir un libro...

Besos Gaby ♥

AOM dijo...

La vida no siempre es trabajo.. Hay que tomarse un tiempo para nosotros mismos.. Al fin y al cabo si uno se va a la otra vida... Solo guindaran un cartelito de Se Solicita... Y listo....

SaLu2!!!

Oscuridad dijo...

(va sin acentos)

Creo que todos nos identificamos, en mayor o mayor nivel, contigo... No recuerdo haber escuchado o leido antes a alguien eligiendo las palabras de forma tan orrecta para expresar la situacion.

Mucha gente comenta "es que hay que sacar tiempo", "es que no todo es trabajo". Cierto, cierto, cierto... Pero esa no es la situacion exacta.

Primero, porque no todo es trabajo, y hay que dedicarle tiempo a todo lo demas, pero no por ello le quitaras tiempo al trabajo. Queremos ser profesionales exitosos, reconocidos, o al menos ganar mucho dinero, cierto? Entonces tenemos que dedicarnos a ello.

Segundo, creo que la idea a la que te refieres con el escrito no es tanto al hecho de que el trabajo te deje sin tiempo, sino al hecho de que "el sistema" te dejo sin poder disfrutar algunos a~os en los que lo que se debio hacer fue precisamente eso: disfrutar.

Entre los 16 a~os, edad a la que muchos nos graduamos, y los 25, edad a la que ya deberiamos habernos graduado de nuevo, es la edad en la que somos mas vitales, la edad en la que deberiamos viajar, conocer, tomarnos un a~o de mochileros, conocer gente, rumbear, hacer el amor, explorar, vivir, vivir, vivir...

Sin embargo, normalmente estamos en la carrera por graduarnos, o en la carrera por un buen trabajo. Normalmente tenemos ya responsabilidades que imposibilitan que recorramos America de una punta a la otra a pie. Porque perderemos el cupo, porque comenzaremos tarde a trabajar, porque "perderemos" un a~o.

Yo tambien soy uno de esos pobres desgraciados, como Steve y tantos otros, que note eso cuando ya era un poco tarde. Felicito a Carlos, que tuvo la voluntad y la oportunidad (o la oportunidad, y la voluntad de aprovecharala; o la voluntad de crear la oportunidad...) y vivio un poco de lo que se habia negado.

A tus 25 ya descubriste que existio una etapa que no quemaste. Tengo 30, y aun no me tomo ese a~o sabatico, aun no conozco todos los sitios que quisiera, aun no me he tomado el chance de vivir la vida un poco mas. Como dijo una amiga, aun no me he dejado llevar, para hacerme mas real.

Cuando te tomes el a~o loco, avisame...

La implosion en Venezuela dijo...

Que felicidad siento al leer tus lineas y que felicidad tuve al recordar, por medio de estas; mi carrera "profesional"..,entre comillas ya que a mi edad no tan solo pasar por la universidad da como resulta un modelo sociable y calculable del destino que se imagine...,las frustraciones que he tenido en mi existencia me han ayudado para relanzar otra nueva vida y así sucesivamente..,creo y considero en mis 55 años no darme por aludido, si tengo que disponer y seguir disfrutando de la vida, seguiré leyendo post tan directos y sinceros como el que me has permitido leer.
te invito a ver a
>Delfina
la que me pone como "viejo verde" jajaja.