miércoles, 4 de junio de 2008

De ti...

Como comenté en el último post, esto es algo que hago de cuando en cuando pero que no publico... la razón que salga ahora es para compartir otra parte de mi, que es tan "peculiar" como el resto, pero que en definitiva es mía. Que lo haga post no se lo debo a quien me inspiró esta carta si no a quien con su "consejo" me dió un reto personal...
De ti...
La última vez que hablamos, me quedé pensando un rato en ti, en el momento que compartimos, en lo sorprendente que es para mi el hecho de que mi cuerpo tenga cuando está contigo, esas conductas que no es común que realice en circunstancias similares... Me dió la impresión que piensas que es algo típico de mi, de mis gustos, mis reacciones… fíjate que no, realmente he actuado de esa manera sólo al estar contigo… será la forma en que me tocas? Será la confianza que me das de darle rienda suelta a lo que pasa por mi mente? Será el deseo que se acumula a lo largo de tantas conversaciones mezclado con todas las preguntas anteriores? No lo sé, en realidad no se a que se debe, pero debo decirte que para mi es sencillamente especial y me alegra enormemente el hecho de experimentarlo de “tu mano”.

Me pareció divino el momento, no solo por la dedicación si no por la suerte de sometimiento… si, sometimiento. No es que me guste en la intimidad tomar un rol netamente pasivo pero el hecho que llevaras completamente las riendas le da para mi, una suerte de morbo, otra connotación más ancestral: una especie de sometimiento a tus deseos, a lo que quieras hacerme, a un sencillo: hago lo que tu digas, a un me dejo llevar por ti y por todo el placer que quieras darme… es increíble como es que la intimidad es la única que hasta los momentos me llevado en mi rol de mujer a “sentir” la totalidad de estas dos simples palabras “soy tuya”, haciendo que por unos deliciosos momentos, fuese de ti.

Divino estar contigo, divino ser de ti.

5 comentarios:

S T E V E dijo...

Divino estar contigo, divino ser de ti.

Que bonito, que sincero, que hermoso texto. Se me han puesto los pelos de punta

Besos

PD ¡Qué contento estoy de leerte de nuevo!

Angel dijo...

Es bueno encontrarse en esa situacion, estar con alguien y dar rienda suelta a los deseos de uno, y a todo lo que le excita...

José Manuel dijo...

Amiga Gaby, nada hay mas satisfactorio en esta vida que decir lo que uno piensa y sin temor a nada. Yo procuro practicarlo aunque ya me han advertido que sin querer me puedo complicar la vida y como muestra un botón. Pero… (Estoy cogiendo complejo porque al parecer soy el único que pongo peros) hay que manejar muy bien el castellano, porque aunque no te lo creas, lo que has escrito, a veces no refleja lo que piensas y alguien sin tu pretenderlo se puede ofender.
Yo también te echaba de menos. A punto estuve de darte un toque.
Saludos

CHJ dijo...

Me encantó gaby.....de verdad que el texto transmite mucho.

Un abrazo ;)

José Manuel dijo...

Amiga Gaby, he estado un par de días liado con mi vieja moto por lo que no he podido contestarte antes. Para nada soy ningún perfeccionista. Recuerda lo que te decía de que estas pensando en una cosa, y es muy difícil expresarlo en frías letras, pero te aseguro que el tipo de pueblo con el que sueño, ha existido hasta hace bien poco en este que dicen es mi país. Siempre en él ha habido un par de sinvergüenzas, un cacique, que aparte era el rico y no podía faltar el tonto del pueblo, pero todos se conocían, y nunca faltaba un saludo cuando por la calle se cruzaban. También había enemigos entre ellos. No se si esta vez he conseguido transmitir lo que busco. Si lo he conseguido dime algunos de tu país porque mi meta final no la tengo decidida.
Otrosí digo: Tu misma lo dices: No me gusta limpiar la casa, pero si verla limpia. Te has estresado haciendo algo que no te gusta hacer, pero si al final obtienes la recompensa de verla limpia, la cosa se compensa, lo malo es cuando se dan una serie de situaciones estresantes, en las que no hay recompensa, si así te ocurre ¡Ojo! Llevas el camino correcto de coger una depresión. Por cierto, yo creía que esta enfermedad era exclusiva de lo que llaman el primer mundo, pero resulta que en Sudamérica están asustados por el ritmo de crecimiento. Lo del baño, lo he hecho como una medicina; para nada es agradable meterse en la piscina con menos cinco grados de temperatura ambiente, pero descubrí que me hacia bien y que merece la pena el sacrificio. De todas formas, esto parece demasiado serio pero ya no voy a cambiar, es en estos bajones, como el de la llegada de la primavera, cuando no obtengo recompensa y me pone si no furioso si bastante cabreado, porque cada vez que estoy bien pienso que ya es para siempre.
Me hace gracia, porque no se el por qué ya me veo viviendo en uno de esos maravillosos pueblos que me describes de tu país. La imaginación es tan bonita que recompensa antes de que las cosas ocurran.
Un abrazo